EL CORREO.

El año pasado se cerró con una caída de los alumbramientos del 6,5%, un bajón sólo superado por Melilla y Castilla-León

Euskadi es la tercera comunidad autónoma en la que más descendieron los nacimientos el año pasado respecto de 2016, un 6,5 %, solo por detrás de la ciudad autónoma de Melilla (-7,3 %) y Castilla y León (-7,1 %). Así lo reflejan los últimos datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ponen de manifiesto que España registró el año pasado un total de 391.930 nacimientos, el número más bajo desde el año 1996. Además, la tasa de natalidad se situó en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes, la más reducida de toda la serie histórica, que se remonta a 1976.

En el País Vasco, se registraron el año pasado 17.069 nacimientos, con un número medio de hijos por mujeres de 1,34, frente al 1,31 de la media española.

La esperanza de vida al nacer en el País Vasco se sitúa en 83,5 años -cuatro décimas por encima de la media nacional-, lo que la coloca como quinta comunidad con mayor previsión de longevidad por detrás de Madrid (84,5), Navarra (83,8), Castilla y León (83,8) y La Rioja (83,6).

En cuanto a las defunciones, en 2017 se registraron en el País Vasco 21.632 muertes, el 1,9 % más que en el ejercicio anterior, porcentaje que la coloca como la sexta comunidad en la que menos aumentó este porcentaje, excluyendo a Asturias que fue la única en la que descendió (-0,4 %). Con esa cifra, en Euskadi se da una tasa bruta de diez defunciones por cada mil habitantes, cuando la media nacional es de 9,1 muertes.

Con los datos de los nacimientos y las defunciones, el año pasado se dio en el País Vasco un saldo vegetativo negativo de 4.563 personas. Este es el mayor descenso entre todas las comunidades, solo por detrás de Galicia (-13.522), Castilla y León (-13.446) y Asturias (-7.140).

 

Pérdida de población

Según datos provisionales, el año pasado nacieron en España 391.930 niños, lo que supone un descenso del 4,5 % respecto al año anterior (18.653 nacimientos menos) y, desde 2008, año en que nacieron 519.779 niños y que fue el máximo en 30 años, el número de nacimientos se ha reducido un 24,6 %.

Por su parte, durante 2017 fallecieron en España 423.643 personas, un 3,2 % más que en el año anterior, y la tasa de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por cada mil habitantes, frente a 8,8 del año 2016.

Esto implica que durante el pasado año España perdió población, en concreto 31.245 personas (la diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes en el país), algo que ocurrió por primera vez en 2015, cuando se registró un saldo negativo de 1.976 personas, pero que previamente nunca había pasado.

https://hirukide.com/wp-content/uploads/2018/02/foto228.jpghttps://hirukide.com/wp-content/uploads/2018/02/foto228-300x300.jpgHirukideNoticias
EL CORREO. El año pasado se cerró con una caída de los alumbramientos del 6,5%, un bajón sólo superado por Melilla y Castilla-León Euskadi es la tercera comunidad autónoma en la que más descendieron los nacimientos el año pasado respecto de 2016, un 6,5 %, solo por detrás de la ciudad autónoma...