NOTA DE PRENSA.

Pide la intervención de las AMPAS y medidas concretas de los centros escolares, para promover su reutilización y facilitar el ahorro de las familias.

Con la llegada de los libros digitales el gasto no se aminora, al convivir en muchos casos estos libros con los de papel y requerir el pago de la licencia digital de forma anual.

A las Administraciones Públicas se pide mayor apoyo en esta materia y la implantación desde el Gobierno Vasco del sistema de renta familiar estandarizada en las becas para material escolar, comedor y escolarización, entre otros gastos y la extensión del sistema de préstamo solidario de materiales didácticos y recursos de desarrollo curricular a la red concertada. ​

Un año más, miles de familias vascas se ven obligadas a pagar cientos de euros por los libros de texto, a la par que se les impide reutilizar los libros de otros hermanos/as o los prestados por familiares y amigos. Este hecho que se vive cada septiembre, es especialmente desazonador para las familias numerosas, que ven cómo se les acumulan año tras año los libros inservibles en casa, mientras tienen que pagar entre 150 y 300 euros por hijo/a en libros y material escolar.

Desde Hirukide, Federación de Familias Numerosas de Euskadi, reclaman la intervención tanto de las AMPAS como de la dirección de los propios centros docentes. Recuerdan cómo desde Gobierno Vasco se viene aplicando en los centro públicos el programa de gestión solidaria de libros de texto, mediante el cual se reutilizan los libros entre cuatro y seis años. Esta gestión supone un sobre esfuerzo para el centro, pero se traduce en un gasto inferior a la mitad en libros, que sufragan entre el propio Gobierno Vasco y las familias.

En este sentido, desde Hirukide señalan cómo madres y padres de su asociación han promovido en sus propios centros un modelo de gestión similar, que sin llegar a ser completo, ha hecho que se puedan reutilizar en muchos cursos libros de alumnos​/as​ anteriores. Se requiere la implicación de las AMPAS para reclamarlo y en gran medida de la propia dirección de los centros escolares, que tienen que coordinarlo con el profesorado para que no se cambie de manuales año tras año o se promueva la elaboración de materiales propios. Al mismo tiempo, reclaman que los centros escolares exijan a las editoriales que en los primeros ciclos de Primaria vendan por separado los libros de texto y los cuadernillos de ejercicios o actividades y que estos no vayan en un pack indivisible, porque en muchas ocasiones los libros quedan escritos o pintados o siguen obligando a comprar el pack completo, cuando únicamente sería necesario adquirir los cuadernillos.

60% de los alumnos afectados

Pese a la promesa inicial de Gobierno Vasco en el año 2007, de ir ampliando progresivamente el programa de gestión solidaria de libros de texto a la totalidad de la red pública y posteriormente a la concertada, en el año 2012 el programa quedó congelado, llegando únicamente hasta 2º de ESO. Por tanto, teniendo en cuenta que en Euskadi el 49% de los alumnos/s estudian en centros concertados, mayoritariamente, y privados y si a ellos se suman los del último ciclo de educación secundaria de centros públicos, nos encontramos con que casi dos terceras partes de los alumnos/as se ven afectados por este derroche en libros de texto, destacan desde Hirukide.

Licencias digitales

Con la paulatina incorporación de las nuevas tecnologías en muchos centros docentes, estos están optando por implantar en cada vez más cursos y materias los libros digitales. El problema para los bolsillos familiares surge cuando en muchas ocasiones se compaginan estos libros digitales con los de papel, teniendo que pagar tanto estos, como las licencias digitales, encareciéndose notablemente el coste. Junto a ello, los padres ven con estupefacción como en muchos casos esas licencias digitales son anuales, por lo que se encuentran con que tampoco son reutilizables para los hermanos/as menores.

Acción conjunta y administraciones

Por todo ello, desde Hirukide se reclama una acción conjunta de todos los agentes implicados para paliar estos costes que hay que afrontar cada año. Entre ellos incluyen a las Administraciones Públicas a las cuales se ​les ​pide un mayor apoyo en esta materia, así como evitar que los constantes cambios legislativos en educación afecten a los materiales ​didácticos y ​curriculares, así como un mayor control en este ámbito, que está relacionado directamente con la sostenibilidad y el medio ambiente. Porque, como recalcan desde la entidad familiar, ¿cómo se va a educar a los hijos/as sobre la importancia del ahorro, reciclaje y reutilización del papel, si ven cómo cada año en muchos hogares se tienen que tirar decenas de libros prácticamente nuevos…?

Gobierno Vasco se le recuerda que la Consejería de Educación​ sigue sin aplicar el sistema de renta familiar estandarizada, creado y promovido por él desde 2012, de la cual dependen las becas y ayudas para material escolar, comedor, escolarización​ y otros gastos. Desde Hirukide recalcan cómo este sistema fue impulsado para lograr un reparto más equitativo de las ayudas o subvenciones, atendiendo a los distintos tipos y situaciones familiares. Pero al no aplicarse, son muchas las familias que no pueden optar a estas ayudas al quedar fuera de los máximos de renta establecidos y sin poder también aminorar de esta forma el gasto en libros y material escolar.

Por último, Hirukide vuelve a recordar a Gobierno Vasco el compromiso adquirido hace 10 años de extender el sistema de gestión solidaria de libros de texto hasta cubrir toda la enseñanza obligatoria de la red pública y posteriormente de la concertada. Una vez que las arcas públicas comienzan a estar más saneadas, es el momento de seguir ampliando su aplicación, que quedó congelada en plena crisis económica hace ahora cinco años.

http://hirukide.com/wp-content/uploads/2017/09/foto220-1.jpghttp://hirukide.com/wp-content/uploads/2017/09/foto220-1-300x300.jpgHirukideNoticias
NOTA DE PRENSA. Pide la intervención de las AMPAS y medidas concretas de los centros escolares, para promover su reutilización y facilitar el ahorro de las familias. Con la llegada de los libros digitales el gasto no se aminora, al convivir en muchos casos estos libros con los de papel...