Aitziber e Iñaki, una joven pareja alavesa, nos cuentan su experiencia como recientes padres de familia numerosa. Una experiencia cargada de mayor estrés del habitual en cualquier familia con tres hijos, por las circunstancias escolares de Aimar de 8 años, Unax de 2 y Ander de 4 meses…

“Tenemos a nuestros tres hijos en tres escuelas diferentes. Es totalmente surrealista y sobretodo decepcionante.”

 “Pensé en tirar la toalla y claudicar con el panorama que se me venía encima. Pero gracias a vosotros, Hirukide, estamos intentando que alguien entre en razón.”


Con la llegada de Ander, hace apenas unos meses, habéis pasado a formar una familia numerosa…, ¿era algo que entraba en vuestros planes cuando tuvisteis a Aimar hace ocho años?

A.: La idea de tres hijos siempre nos había gustado, incluso antes de tener a Aimar. Así que, sí entraba entre nuestros planes. Después de Aimar, tuvimos dos abortos y planteamos la idea de quedarnos solo con un hijo. A día de hoy, no me arrepiento de haber formado la familia que somos. Los niños/as son lo más cansado del mundo pero son una gran alegría.

I.: La verdad es que en un principio queríamos un equipo de fútbol, pero después de las experiencias casi nos conformamos; si no es porque nos pilla mayores iríamos a por el cuarto o cuarta…

¿Conocéis a muchas familias numerosas dentro de vuestro entorno o familia?

A.: Pues no muchas la verdad. En nuestro círculo de amigos la mayoría tienen dos hijos. Por lo que hemos hablado con ellos, tres hijos les parece mucho trabajo. Incluso en mi familia, nuestros hijos son los únicos nietos de mi ama.

 ¿Y qué os comentaron cuando les dijisteis que esperabais a Aimar?

Al principio la mayoría preguntaba a ver si entraba en nuestros planes. Se sorprendieron y nos dijeron que a ver si estábamos locos. Porque en los tiempos en los que estamos es complicado conciliar la vida familiar y la profesional ya con un peque, pues con tres más. Pero ahora que Ander está con nosotros, nos dicen que vayamos a por la niña….

¿Y qué diríais a los que piensan que familia numerosa son aquellas de un tipo de condición económica o social?

Que no es así. Nosotros somos una familia que no tenemos grandes ingresos económicos. Incluso yo he estado un tiempo en el paro, con lo que eso conlleva. Querer es poder, eso sí, con un poco de cabeza.

Si el nacimiento de un primer hijo/a cambia en mayor o menor medida la vida a cualquier pareja, el tener tres ¿cómo ha influido en la vuestra?

A.: Ander es un trozo pan y eso ayuda bastante. También Aimar es mayor y ayuda muchísimo. El más guerrero es Unax, que tiene 2 años… No te voy a mentir que es más trabajo, pero todo es organizarse y sobretodo quererlo.

 I.: Hay más ruido en casa, je, je, je…

¿Habéis tenido que adaptaros con los años o renunciar a algo?

A.: Más que por tener tres hijos, es porque Ander todavía es muy pequeño y sus horarios son diferentes. Los amigos con los que salimos que tienen hijos pequeños son casi como Aimar. Entonces, no dependen de biberones, pañales, siestas, etc. Por los que hacer comidas o cenas con ellos es más complicado. Pero considero que en un tiempo, cuando los peques sean más mayores, podremos disfrutar más de nuestro tiempo.

I.: Más que renunciar, es cambiar de hábitos. Lo que antes era ir de marcha con los amigos todos los fines de semana o irnos de cena en pareja, ahora es ir al monte con los niños o ir a alguna hamburguesería con los peques. La verdad que yo disfruto igual.

Pero si algo está siendo un quebradero de cabeza para vosotros, es el tema escolar…

Yendo por partes, ¿dónde vivís y trabajáis?

Vivimos en Durana. Iñaki trabaja en Oñati y a mi hace unas semanas me salió trabajo en Laguardia. Dejé a Ander con mi ama cuando tenía dos meses para volver a trabajar. Fue una decisión complicada porque estaba en el paro y era una oportunidad laboral.

¿Y dónde están escolarizados vuestros hijos?

Aimar y Unax  están en la ikastola de Durana. Unax no va físicamente a la ikastola porque el aula de dos años está en la Haurreskola Izarra, que está ubicada en Judizmendi. Ander va a la haurreskola Henrike Knörr en Salburua, ya que no nos han concedido la plaza libre que quedaba en el aula de cero años en la Haurreskola Izarra, porque no nos han computado los nueve puntos por hermano. En el consorcio de Haurreskolas consideran que son dos centros diferentes, a pesar de estar en el mismo edificio. Es decir, tenemos a nuestros tres hijos en tres escuelas diferentes.

¿No resulta surrealista? ¿Cómo os organizáis para dejarlos y recogerlos a tiempo? ¿Os ponen facilidades?

Es totalmente surrealista y sobretodo decepcionante. Los niños dependen de mí ya que Iñaki suele viajar. Yo les dejo en sus colegios y como no me da tiempo a ir a buscarles, tenemos una persona que les recoge. Y por mi trabajo y los horarios de los colegios es complicado recogerlos a tiempo, ya que no pueden estar más de ocho horas. Es más, en la haurreskola de Henrike Knörr son los que nos ponen pegas en los horarios de Ander y nos han pedido que adaptemos nuestros horarios para que el peque no se pase de las horas.

¿Y qué os han dicho desde la Consejería de Educación o el Ayuntamiento? ¿No se puede solucionar?

Antes de que nos denegaran la plaza para el aula de cero años en la Haurreskola Izarra, intenté que el consorcio entendiera la situación en la que me iba a encontrar con los tres niños en tres escuelas diferentes. Aunque hay unas normas para la baremacion en las inscripciones, se ha dado una excepción que se debe considerar. En todo momento las palabras de ellos es que somos una excepción pero, no pueden hacer una excepción. Lo cual es muy frustrante. Pensé en tirar la toalla y claudicar con el panorama que se me venía encima. Pero gracias a vosotros, Hirukide, estamos intentando que alguien entre en razón.

Ya sabéis que contáis con todo nuestro apoyo y que desde Hirukide estamos mediando para alcanzarla.

¿Cómo conocisteis la asociación? ¿Qué es lo que más valoráis de ella?

Antes de vivir en Durana, vivíamos en Zabalgana y Aimar iba al colegio que está al lado de la Asociación. Después de lo que nos ha sucedido, os agradecemos mucho la implicación que habéis tomado en el caso. También nos gustan mucho las actividades familiares que organizáis.

Y de cara a nuestros gobernantes, ¿qué les pediríais para las familias numerosas?

Parece que tenemos muchas ayudas, pero en realidad no son suficientes. Hablan mucho de la conciliación familiar y laboral, pero estamos muy lejos de ello. Y lo más curioso es que luego dicen que hay que subir la natalidad, pero realmente no dan pasos de gigante para una buena conciliación.

¿Consideráis que están haciendo todo lo posible por las familias con más hijos/as?

Yo creo que no. Y a día de hoy deberían de ayudar a las familias numerosas porque, si ya de por si tener un hijo/a cambia la vida, tener tres o más, es hacer un puzzle todos los días.

 

PREGUNTAS CORTAS:

¿El mejor momento del día?

La hora de cenar. Procuramos no encender la tele para charlar del día. No tenemos mucho tiempo en el día para estar tranquilos y hablar.

¿El peor momento del día?

Las mañanas. Debido a nuestros horarios, tenemos que levantar a los niños a las siete de la mañana y a las ocho menos cuarto Aimar está ya en el aula de custodia. En poco tiempo tienen que desayunar, vestirse y prepararse para ir al cole. Aimar es autónomo pero a sus dos hermanos hay que ayudarles. A las mañanas no hay tiempo para entretenerse.

¿Deseo para la familia?

Mi deseo para mi familia es SALUD. Lo demás ya vendrá.

Las vacaciones perfectas…

Mi marido viaja bastante y no solemos viajar mucho. Además, disfrutamos mucho en Durana. Pero yo sí añoro unas vacaciones los cinco juntos a cualquier sitio donde podamos disfrutar de ellos y nosotros como pareja.

 

fotowebgarrid

HirukideElkarrizketakFamilien elkarrizketak
Aitziber e Iñaki, una joven pareja alavesa, nos cuentan su experiencia como recientes padres de familia numerosa. Una experiencia cargada de mayor estrés del habitual en cualquier familia con tres hijos, por las circunstancias escolares de Aimar de 8 años, Unax de 2 y Ander de 4 meses… 'Tenemos a...