En un momento en el que la tarifa de la luz está sufriendo las mayores subidas de los últimos años y ante la posibilidad de perder el amparo que les daba el Bono Social Eléctrico, las familias numerosas ven con gran preocupación su economía familiar a corto plazo.

Y es que en plena negociación del Gobierno con los partidos de la oposición sobre a quién seguir aplicando este descuento del 25% en la tarifa eléctrica, todo apunta a que las familias numerosas dejarán de estar en él. Por tanto, a muchas de ellas no solo les afectarían las subidas que se vienen aplicando los últimos días, sino un 25% más por la retirada de esta bonificación.

Desde Hirukide se quiere trasladar el gran malestar de las familias numerosas, al recordar que éstas están siendo perjudicadas por el sistema tarifario vigente, que penaliza el consumo de forma progresiva, cobrando más caro el kilovatio según la potencia contratada es mayor, así como la cantidad de kilovatios consumidos. Este sistema pretende incentivar un consumo responsable, pero perjudica a los hogares con más miembros, al hacer un mayor uso de electrodomésticos o de luz, al poner más lavadoras, friegaplatos, habitaciones que iluminar, etc. Pero si se tuviera en cuenta el consumo per cápita, dividiéndolo por el número de miembros, se vería que es mucho menor que la media de consumo.

Por ello, desde Hirukide se ha trasladado su preocupación y apoyo a la Federación Española de Familias Numerosas, FEFN, de cara a la reunión prevista para esta semana con el Secretario de Estado de Energía, Daniel Navia. En ella se solicitará que se mantenga al colectivo de familias numerosas dentro del Bono Social.

En este sentido, desde Hirukide y la propia FEFN se pide que no se haga demagogia en torno al Bono Social y las familias numerosas, debido al gran desconocimiento de la realidad de estos hogares, de su situación económica, y también del propio funcionamiento del Bono Social. Actualmente aunque no hay límite de renta para acceder al Bono, sólo están acogidas a esta tarifa social un 38% de las familias numerosas.

En la misma línea, se quiere también incidir en que este colectivo sólo representa el 9% del total de beneficiarios del Bono Social; un 13% son consumidores que perciben pensiones mínimas y un 3% son hogares con todos sus miembros en paro, mientras que el grueso de beneficiarios (74%) son hogares con menos de 3Kw. de potencia contratada, un grupo amplio de consumidores entre los cuales se incluyen hogares pequeños, de 1 ó 2 personas.

Sobre el futuro del Bono Social, en el que se pretenden establecer límites de renta, dejando fuera a las familias numerosas como colectivo vulnerable, desde Hirukide se ha trasladado a la FEFN que se solicite la aplicación de un sistema de ponderación de ésta, como el de la renta familiar estandarizada que se aplica en algunos departamentos y administraciones de Euskadi. De esta forma, se haría de forma más justa, ya que se tendrían en cuenta las circunstancias familiares (discapacidad, monoparentalidad, número de miembros, etc.). Por otro lado, se ha pedido que, en su caso, se diferencien las rentas familiares por CC.AA, ya que en Euskadi tenemos una mayor renta per cápita, a la par que tenemos también un coste de vida mayor.

http://hirukide.com/wp-content/uploads/2017/01/foto211.jpghttp://hirukide.com/wp-content/uploads/2017/01/foto211-300x300.jpgHirukideNoticias
En un momento en el que la tarifa de la luz está sufriendo las mayores subidas de los últimos años y ante la posibilidad de perder el amparo que les daba el Bono Social Eléctrico, las familias numerosas ven con gran preocupación su economía familiar a corto plazo. Y es...