Las redes sociales son “comunidades virtuales”. Es decir, plataformas de Internet que agrupan a personas  entablar contactos con gente, ya sea para re encontrarse con antiguos vínculos o para generar nuevas amistades. Pertenecer a una red social, le permite al usuario construir un grupo de contactos, que puede exhibir como su “lista de amigos”. Estos amigos pueden ser amigos personales que él conoce, o amigos de amigos. A veces, también, son contactos que se conocieron por Internet.

 

Listas de amigos
¿Qué es lo que más valoran los adolescentes de sí mismos? La popularidad. ¿Y qué necesita un adolescente para ser popular? Amigos, humor y espontaneidad. La identidad de los adolescentes no puede entenderse sin sus amigos. Y sin ellos, tampoco es fácil comprender los usos que hacen de los medios y las tecnologías. Los chicos y chicas de hoy –aun rodeados de pantallas– valoran a los amigos tanto como los de ayer. Solo que Internet generó nuevas maneras de relacionarse, nuevas formas de sociabilidad.
 
Inmersos en este mundo tecnológico, es comprensible que la vida social de los adolescentes pase por las pantallas. Los chicos y chicas quieren aumentar su lista de “amigos”. Y para conquistar la amistad del otro, a veces comparten información personal. El concepto de “amistad” virtual y real, no es el mismo. Y ellos lo saben. Pero los amigos de la Red son también “amigos”. Y suman. 
 
Para el adolescente, el anonimato y la intimidad ceden ante el deseo de fama y popularidad. ¿No son conscientes los de que esta exposición trae riesgos? Cuando un adolescente construye su blog o su perfil en una red social, suele pensar que sólo lo ven sus amigos, o quienes están interesados en lo que dice. No piensan que cualquiera que navegue en la Red, conocido o no, puede ver lo que escribió. Los chicos y chicas no creen en los riesgos de Internet porque se sienten “autoinmunes” o porque piensan solo en sus amigos.
 
¿Cuáles son las más conocidas?
Existen redes de todo tipo. Las hay artísticas, profesionales, musicales, de universidades… Hay redes para cada tema. Sin embargo, las redes más populares en los últimos años no responden a un tema específico. Son redes cuyo objetivo es reencontrarse con viejos amigos o conocer gente nueva. Las redes sociales más visitadas por los jóvenes y con mayor crecimiento en los últimos años son Facebook, MySpace y Twitter.
 
Facebook (www.facebook.com): Es la más popular en la actualidad. Fue creada en el año 2004 por estudiantes de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Hoy en día funciona como una red para hacer nuevos amigos o reencontrarse con antiguos. Los usuarios publican información personal y profesional, suben fotos, comparten música o videos, chatean y son parte de grupos según intereses afines. Cuenta ya con 14 millones de usuarios en España, con un crecimiento de un 50% respecto al año anterior.
 
Tuenti (www.tuenti.com): Inaugurado en noviembre de 2006, es una red social a la cual se accede por invitación. El sitio está enfocado principalmente a la población española. Permite al usuario crear su propio perfil, añadir a otros usuarios como amigos e intercambiar mensajes. El perfil de sus clientes se sitúa entre los 22 y 25 años. Gran parte de los universitarios saben qué es Tuenti. Con un crecimiento del 33% en el ultimo año Tuenti sigue siendo la segunda red social de nuestro país.
 
Twitter (www.twitter.com): No es una de las más masivas. Pero es posiblemente, una de las que más creció en los últimos años, desde que nació en el 2006. Su particularidad es que permite a los usuarios enviar mini textos, mensajes muy breves denominados“tweets”, de no más de 140 caracteres. Las estadísticas dicen que circulan más de 3 millones de“tweets” por día. El 63% de los tuiteros españoles utilizan el servicio para recomendar productos y el 61% para compartir quejas.
 
Existen cientos (o más) de redes sociales en Internet. En España, a fecha enero 2011, Slideshare y Linkedin aumentan sus usuarios; y, mientras Facebook y Twitter mantienen su volumen de usuarios, otras redes como Tuenti, MySpace, hi5 o ning están descendiendo en volumen de personas usuarias.
La mayoría de quienes están en alguna red social son jóvenes. El 80 por ciento de los usuarios de redes sociales en todo el mundo, tiene entre 12 y 30 años. Y la frecuencia de uso entre los adolescentes (12 a 19) es muy alta. 
 
Los riesgos en las redes sociales
Como las redes sociales se organizan en torno a las páginas web de los usuarios, los riesgos más frecuentes en este caso, tienen que ver con la construcción y el contenido de los sitios personales. Algunos riesgos son:
Abrir los sitios para que cualquiera los pueda ver. 
Dar información personal. 
Subir fotografías propias o ajenas que reflejen situaciones de intimidad. 
Hacerse “amigos” de gente que no conocen.
Encontrarse en persona con “amigos” que sólo conocieron en la Red. 
En Estados Unidos, una investigación del 2008 reflejó que el 30 por ciento de los adolescentes que usan Internet se comunican “on line” con personas que no conocen. Y un 10 % de ellas ha establecido vínculos más estrechos.
Un estudio entre países de la Unión Europea determinó que el 50 por ciento de los adolescentes suele dar información personal en Internet y casi un 10 por ciento se encuentra personalmente con gente que conoció en la Web.
 
¿Qué se puede hacer?
La principal recomendación para los adultos es siempre el diálogo. Conversar con los hijos/as acerca del uso que hacen de Internet, estar al tanto de las páginas que visitan, saber con quiénes chatean y qué información suben a sus sitios, es la mejor manera de acompañar a los más jóvenes ante cualquier situación difícil que se les pueda presentar.
1. Ordenar los contactos en distintos grupos: Separarlos por conocidos, familia, amigos, escuela, etc. Y así, cuando las listas estén armadas, el usuario puede decidir quién puede ver qué cosas.
2. Decidir que se permite ver: Configurar la lista de manera de determinar quién podrá ver la información que se sube a la red social. Hay datos que solo podrán ver los familiares, otros los amigos y los menos privados, los que no comprometen, los conocidos. 
3. Dirección y teléfono: Lo ideal, dicen los especialistas, es no subir a una red social la dirección ni el número de teléfono. Para aquellos que aun así, prefieren hacerlo, lo mejor es que seleccionen cuidadosamente quiénes podrán ver estos datos.
4. No estar siempre disponible: No es necesario –y a veces no es conveniente– estar siempre disponible en una red social. El usuario puede configurar su página para que solo los amigos, o solo los familiares puedan encontrarlo. Y de esta manera evitar a los menos conocidos.
 
Informarse antes de crear el perfil de usuario y hablar con los adolescentes sobre lo que significa la privacidad. 
Conversar con los hijos/as para distinguir juntos qué tipo de información puede ser pública y quién puede llegar a verla. 
Explicarles los riesgos de subir fotos personales y de otros a Internet. 
Ingresar –como adultos– a la red e interiorizarse respecto de su funcionamiento para poder dialogar con más propiedad sobre ello con los hijos/as. 
 

Hirukide-873

HirukideArtículos de interés
Las redes sociales son “comunidades virtuales”. Es decir, plataformas de Internet que agrupan a personas  entablar contactos con gente, ya sea para re encontrarse con antiguos vínculos o para generar nuevas amistades. Pertenecer a una red social, le permite al usuario construir un grupo de contactos, que puede exhibir...